¿Por qué el acero inoxidable no se oxida?

el acero inoxidable no se oxida

Es posible que se haya preguntado por qué el acero inoxidable no se oxida en comparación con otros tipos de acero. ¿Cómo se protege del óxido? En general, los metales se corroen cuando están expuestos al agua o al oxígeno. Esto ha convertido al acero inoxidable en el tipo preferido de acero para artículos como material de construcción, fregaderos de cocina y utensilios.

He aquí por qué no se oxida.

Stainless Steel

En los año previos a la primera guerra mundial, el metalúrgico Harry Brearly hizo un descubrimiento accidental mientras trataba de encontrar maneras de reducir el grado de óxido en los cañones de los rifles. Descubrió que una aleación de cromo y acero con bajo contenido de carbono desarrollaba resistencia a las corrosión.

¿Qué es el acero inoxidable y por qué no se oxida?

El acero inoxidable es una aleación que contiene los siguientes metales en proporciones variables: hierro, silicio, manganeso, carbono y, lo más importante, cromo que ocupa el 12% de la composición del acero inoxidable. Níquel, niobio, titanio y molibdeno se han agregado en los tiempos modernos.

Acero inoxidable
Plancha de acero Inoxidable

¿Por qué es importante el cromo?

Reacciona fácilmente con el oxígeno para formar una película pasiva delgada de óxidos e hidróxidos metálicos que no son visibles. Curiosamente, la película es tan delgada que la longitud de onda de la luz visible se considera más gruesa, esta, ayuda a proteger el acero de una mayor corrosión al evitar que más oxígeno reaccione con el acero.

Existe similitud entre los tamaños de los átomos de cromo y el de sus óxidos. Esto los hace perfectamente compactados y garantiza la estabilidad. Para otros metales, las películas de óxido e hidróxido creadas continúan creciendo más gruesas a medida que el metal se expone a más oxígeno. Los átomos de hierro, por ejemplo, son mucho más pequeños que los del óxido de hierro. Esto los hace débiles y se oxidan más fácilmente.

El acero inoxidable, sin embargo, necesita un suministro suficiente de oxígeno para conservar su característica inoxidable. Las áreas con poco oxígeno dificultan la reparación de la película pasiva cuando el metal se raya o corta.

¿Se oxida el acero inoxidable?

La causa principal de la oxidación es la elección incorrecta del acero inoxidable, siendo el ejemplo más común el acero inoxidable 304 para uso exterior, o el acero inoxidable 316 cepillado para uso marítimo. Si elige el acero inoxidable equivocado, el riesgo es mayor. No se asuste, el acero inoxidable no se oxida como el acero común. Estamos hablando de la oxidación de la superficie. El acero inoxidable en sí no se oxida, sino que son las partículas que se depositan en él las que se oxidan. Aparecen en su acero inoxidable en forma de pequeñas manchas de té.

El acero inoxidable es una aleación de hierro, níquel y cromo, y es este último el que confiere al acero inoxidable sus propiedades antioxidantes. En particular, se trata de una aleación viva, ya que en presencia de oxígeno es capaz de regenerar su capa superficial de óxido de cromo, denominada capa pasiva.

Si se deja en contacto prolongado con fuentes de contaminación, ácidos, humedad, salpicaduras de mar, polvo cargado de hierro, o en caso de arañazos profundos, su capa protectora se despasivará (y por tanto se activará) y el acero inoxidable se oxidará más rápido de lo que es capaz de protegerse. Al ser un metal fuerte, provocará la electrólisis de otros metales en el polvo y, por tanto, acelerará la oxidación superficial de estos metales. Por lo tanto, es muy raro encontrar acero inoxidable oxidado en el exterior, sino más bien polvo que empaña la superficie del acero inoxidable. Por supuesto, esto puede evitarse con un mínimo de mantenimiento, que conservará su acero inoxidable durante una eternidad.

Visita nuestra sección de materiales y échale una ojeada a nuestras creaciones en acero inoxidable.

Imágenes: Gordon Williams Wikipedia